Págalo rabero (Stercorarius longicaudus): En la tundra de la Península de Varanger (Noruega) protegiendo a su polluelo.



Especie: Págalo rabero (Esp.), long-tailed jeager (Eng.), Stercorarius longicaudus.
Filum: Chordata. Clase: Aves.
Orden: Charadriiformes. Familia: Stercorariidae.
Grupos: Aves, aves marinas pelágicas
Situación: 10 de agosto de 2015 en la tundra, Bàtsfjord, Península de Varanger, Noruega.

El págalo rabero es una especie migradora que se localiza durante la época de reproducción por las regiones árticas de América y Eurasia, estando los principales lugares de cría localizadas en Siberia, Alaska y el Ártico canadiense. El invierno lo pasa en aguas abiertas oceánicas, principalmente de la región mesoatlántica comportándose como una especie marina pelágica

En Escadinavia se reproduce en la zona más norteña de la Laponia finlandesa y en la tundra noruega. En la tundra establece los nidos en depresiones del suelo, pone de 1 a 3 huevos de mayo a principios de junio, que incuban ambos padres durante unos 23 días. Los polluelos aprenden a volar a los 21 días. En otoño migra al océano abierto alimentándose de peces y practicando el cleptoparasitismo (parasitismo por robo), conocido también como piratería aviar. Esto es, se alimenta de los peces que otras aves marinas, como charranes y gaviotas, sueltan de sus picos -o incluso son regurgitados- cuando son atacadas y asediadas violentamente por los págalos.


Durante la época de reproducción en la tundra se alimenta fundamentalmente de leminos (tribu de roedores miomorfos conocidos con el nombre de lemmings), hasta el punto que la población reproductora experimenta fluctuaciones de unos años a otros en función de los cambios demográficos de estos, e, incluso, cuando los leminos son escasos inician la migración al océano mucho antes, entre junio o julio.

El ejemplar de la fotografía, que estaba en la tundra a cierta distancia de la carretera, no emprendió el vuelo ante nuestra presencia (excursión de pajareros de SEO/BirdLife) debido a que en las proximidades estaba camuflado el pollo que andaba cuidando.






Saludos flamencos,


Comentarios

  1. Que sensación tiene que ser el poder ver a un rabero en tierra, acostumbrado a verlos por aquí siempre de paso sobre el mar. Magníficas fotos Benjamín, un fuerte abrazo desde el Cantábrico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el Mediterráneo nunca los he visto ni siquiera volando. Un saludo muy flamenco desde Murcia.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada