Correlimos zarapitin (Calidris ferruginea): De paso por el Hondo (Alicante, España) en su largo viaje de África a Siberia.


Especie: Correlimos zarapitin (Esp.), curlew sandpiper (Eng.), Calidris ferruginea.
Filum: Chordata. Clase: Aves.
Orden: Charadriiformes. Familia: Scolopacidae.
Grupos: Aves, limícolas, correlimos.
Situación: 3 de mayo de 2016, en el Parque Natural El Hondo (Fondo), Alicante, España.

El correlimos zarapitín, que es un ave migratoria de larga distancia, se reproduce por toda la Siberia ártica, desde la península de Yamal al golfo de Kolyuchinskaya, y viaja para pasar el invierno a África, y al sur y sureste de Asia y llega hasta Australia.

Desde el Paleártico occidental la el correlimos zarapitín sigue tres rutas migratorias hacia el sur para pasar el invierno:

a) Por la costa occidental de Europa hacia el África occidental y a través de la península Ibérica.

b) Atravesando el este de Europa, el Mar Negro y Túnez para alcanzar el África occidental, bien siguiendo la costa norte de África o a través de Mali.

c) Cruzando entre el Mar Negro y el Mar Caspio, siguiendo por los lagos de Oriente Medio y del Valle del Rift para alcanzar el África meridional y oriental.

En la migración de retorno pocas aves utilizan la ruta migratoria de Europa occidental, más bien suben a través de Túnez y Sivash (BirdLife International: Curlew Sandpiper Calidris ferruginea).


En la Península Ibérica esta especie se puede observar durante los pasos migratorios, aunque también hay un pequeño número de ejemplares que invernan. El paso otoñal por las costas mediterráneas y de Andalucía occidental se produce en agosto, y el de primavera entre abril y mayo. No obstante, algunas aves, principalmente las de segundo año, permanecen en la península durante el verano (SEO/BirdLife: Correlimos zarapitín, Calidris ferruginea).


Así pues, los ejemplares protagonistas del presente artículo –al menos dos que iban y venían a la orilla de la laguna junto al observatorio donde yo estaba- es probable que estuvieran de paso dándose un potente almuerzo a base de fauna intersticial, con la finalidad de tomar energía y proseguir su largo viaje desde África a Siberia, o quizás, simplemente, habían invernado por aquí. En principio, prefiero quedarme con la primera hipótesis; resulta más épica.

En cualquier caso, aun no vestían completamente el plumaje nupcial, como me hizo notar Manu Santa Cruz. En este la cara y las partes inferiores son de un color uniforme rojo ferruginoso (de donde viene el nombre de la especie), que contrasta con el plumaje de invierno en un generalizado tono gris con las partes inferiores blancas y los lados del pecho grises. 










Saludos flamencos,

Quizás también te puedan interesar otras especies de escolopácidos u otras especies fotografiadas en el Hondo.

Comentarios

  1. Benjamin, preciosas imágenes de este precioso correlimos que empieza a lucir sus mejores galas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Iñaki. Es de esas especies que puedes pillar sólo en momentos muy determinados; he estado un par de veces en ese lugar poco después y ya no se le ve.

      Saludos flamencos,

      Eliminar

Publicar un comentario