Jilguero europeo (Carduelis carduelis): En la Albufera comiendo flores y en Zahara de los Atunes bebiendo agua.



Especie: Jilguero europeo (Esp.), European goldfinch (Eng.), Carduelis carduelis.
Filum: Chordata. Clase: Aves.
Orden: Passeriformes. Familia: Fringillidae.
Grupo: Aves, paseriformes.
Situación: 5 de diciembre de 2015 en la Albufera de Valencia (ejemplar comiendo una flor) y 28 de marzo en Zahara de los Atunes, Cádiz (ejemplares bebiendo agua).

El jilguero europeo es una especie de amplia distribución paleártica de clima suave. Es nativa de Europa, norte de África, y Asia occidental y central, que ha sido introducida en muchos lugares del mundo (America, África y Oceanía). Se distribuye de forma generalizada en la Península Ibérica, Islas Baleares y Canarias, aunque es escasa en buena parte de Galicia y Murcia –¡Curioso!, los extremos de la diagonal penínsular NO-SE-.


En general, se encuentra en hábitats con abundante cubierta herbácea donde encuentra su alimento, pero al tiempo con arbolado para emplazar el nido. Así es frecuente observarlo en lindes de bosques, dehesas, campiñas, áreas agrícolas, parques y jardines, etc. Esta especialmente presente en aquellos lugares donde son abundantes las especies de cardos y centaureas, porque son su alimento preferido. De hecho, su nombre científico esta relacionado con esta predilección (Carduus en Latín significa cardo y es un género de cardos de la familia Asteraceae, o plantas compuestas).


El jilguero europeo, efectivamente, es una especie fundamentalmente granívora, especialista en semillas de cardos, y otras especies de la familia de las compuestas, que va tomando de una en una y para lo cual esta diseñado su pico que se estrecha notablemente hacia la punta. Aunque también se alimenta de las flores –como es el caso del ejemplar de las fotografías en la Albufera-, y de yemas y brotes jóvenes de árboles. Pero, también, forman parte de su dieta los insectos, sobre todo larvas de lepidópteros, dípteros, himenópteros y pequeños coleópteros.




Y, al igual que todas las aves, necesitan beber agua para sobrevivir, y si no hay a mano un riachuelo, o una laguna, o cualquier otra masa de agua natural, un charquito temporal fruto de la última precipitación es un magnifico bebedero, como el que encontraron los protagonistas de las fotografías en Zahara de los Atunes.








Saludos flamencos,

También te pueden interesar otras especies fotografiadas en la Albufera de Valencia o en el litoral de Cádiz.

Comentarios

  1. Benjamin, preciosas imágenes de esta bella ave, acompañados de información de gran interés para saber un poco más de nuestros protagonistas.
    Gran trabajo.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Iñaki. Un fuerte abrazo y saludos flamencos,

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada