Papamoscas gris (Muscicapa striata): Un pollo y una pareja de adultos vigilantes.


Especie: Papamoscas gris (Esp.), spotted flycatcher (Eng.), Muscicapa striata.
Filum: Chordata. Clase: Aves.
Orden: Passeriformes. Familia: Muscicapidae.
Grupo: Aves, paseriformes.
Situación: 20 de junio de 2016 en un jardín de La Alberca, Murcia, España.

El papamoscas gris se reproduce por Europa desde Escandinavia hasta el norte de África e islas mediterráneas, y desde Irán a Mongolia e Himalaya occidental; y pasa el invierno en el centro y sur de África. En la Península Ibérica se distribuye por la campiña cantábrica arbolada y la franja mediterránea, y esta prácticamente ausente en amplios sectores del interior. En Baleares cría una subespecie endémica, Muscicapa striata balearica, mientras que en la península es la nominal, Muscicapa striata striata.

A la Península Ibérica llega desde África para la reproducción a finales de la primavera, y se pueden instalar en los mismos lugares de cría de años anteriores. Por lo general, suele localizarse en zonas con arbolado poco denso y con agua disponible en las proximidades, tales como bordes y claros de bosques, sotos, cultivos arbóreos, pero, también, en zonas urbanas, en los parques y jardines, pudiendo anidar en edificios.


La nidificación la realizan desde finales de mayo a finales de julio, a veces incluso agosto para una segunda puesta; en septiembre regresa a sus cuarteles invernales en África. Los nidos, que los construyen ambos miembros de la pareja, los sitúan en lugares muy diversos desde huecos en los árboles a agujeros en muros artificiales, o bajo tejas de edificios; también pueden aprovechar nidos abandonados. Entre mayo y junio pone de 4 a 5 huevos que incuba principalmente la hembra durante unos 12-14 días. Los pollos, que son cebados por ambos padres, permanecen en el nido durante unas tres semanas, y una vez que abandonan el nido se dispersan y se vuelven autónomos.

El papamoscas gris es un gran cazador de insectos voladores, fundamentalmente dípteros e himenópteros. Para ello, y por lo general, se sitúa en un posadero -que puede ser una rama de árbol- desde donde otea el panorama y cuando localiza a un insecto se lanza y lo atrapa en pleno vuelo, regresando seguidamente al posadero para engullirlo, o, en su caso, al nido para ofrecérselo a los pollos.














Saludos flamencos, 

Comentarios

  1. Que reportaje más chulo, las fotos son guapísimas. Les he podido fotografiar en Mallorca a placer, por aquí arriba son mucho más esquivos. Un fuerte abrazo Benjamín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que será la subespecie balearica, y que ya las disfrutaremos en tu blog junto con el material que has traído de Mallorca.

      Saludos flamencos,

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada