Alimoche sombrío (Necrosyrtes monachus): Una colonia con sus juveniles y adultos en la Reserva Natural de Abuko (Gambia).


Especie: Alimoche sombrío, buitre encapuchado (Esp.), hooded vulture (Eng.), Necrosyrtes monachus.
Filum: Chordata. Clase: Aves.
Orden: Accipitriformes. Familia: Accipitridae.
Grupos: Aves, buitres.
Situación: 17 de julio de 2016 en Abuko Nature Reserve, Gambia.
Del viaja SEO/BirdLife: Gambia, de la costa a Janjanbureh (16-27 de julio de 2016). Guías: Manu Santa-Cruz (SEO/BirdLife) y Pa Musa Jatta (Turaco Birding).

El alimoche sombrío es natural de África y se distribuye ampliamente por las sabanas, bosques abiertos, litoral y pastizales localizados al sur del desierto del Sahara. Es una especie, por lo general, sedentaria y abundante que a menudo se mueve en bandadas, y en gran parte de su área de distribución suele haber ejemplares visibles en el cielo durante cualquier momento del día. También se encuentra frecuentemente en enclaves humanos.


Es una especie relativamente pequeña en relación a otras especies de buitres de su área de distribución, como el buitre palmero (Gypohierax angolensis) o el buitre dorsiblanco africano (Gyps africanus). Tiene una longitud de entre 67 y 70 cm, la envergadura alar es de 160 cm, y el peso es de 1,5 a 2,6 kg. Es de aspecto desaliñado, predominantemente marrón y no hay diferencia entre sexos, aunque la hembra es ligeramente más grande que el macho. Los juveniles se asemejan a los adultos, pero tienen el plumaje desde la coronilla hasta la nuca de color marrón oscuro.


Puede formar colonias y, en cualquier caso, la pareja reproductora permanece junta toda la vida. El nido lo construyen en la horquilla de un árbol -a menudo en un baobab- que utilizan año tras año. La hembra pone un solo huevo que es incubado dura alrededor de 46 y 54 días, y, aunque participan ambos progenitores, es una tarea que realiza principalmente la hembra que dedica muchos cuidados al huevo; el macho, no obstante, durante este periodo alimenta a la hembra. El polluelo al eclosionar es muy débil y requiere de una atención constante por ambos padres de los cuales es dependiente durante unos siete meses, hasta que adquiere todo su plumaje y realiza sus primeros vuelos.

El buitre sombrío se alimenta de carroña, huesos e insectos. El pico -que es largo y delgado, pero vigoroso- es capaz de arrancar la carne de los huesos, pero no tanto de rasgar la piel de los cadáveres, labor que deja a otros buitres más grandes. Sus potentes dedos de las patas están adaptados para caminar y correr, pero no para la captura de presas. Completa la dieta con invertebrados, especialmente insectos. En ocasiones se le puede observar siguiendo a los arados en los campos de cultivo para capturar las larvas y adultos de insectos que quedan a la vista. También se alimenta de basuras y excrementos en asentamientos humanos.











Saludos flamencos,

También te pueden interesar otras especies fotografiadas en Gambia.

Comentarios

Publicar un comentario en la entrada