Avemartillo (Scopus umbretta): Una posible falsa cópula de ese compulsivo constructor de enormes nidos en la Reserva Natural de Abuko (Gambia).


Especie: Avemarttillo (Esp.), hamerkop (Eng.), Scopus umbretta.
Filum: Chordata. Clase: Aves.
Orden: Pelecaniformes. Familia: Scopidae.
Grupos: Aves, avemartillos (está sola).
Situación mayoritaria: 17 de julio de 2016 en la Reserva Natural Abuko, Gambia. Otras situaciones: Kissi Creek (23 de julio).
Del viaja SEO/BirdLife: Gambia, de la costa a Janjanbureh (16-27 de julio de 2016). Guías: Manu Santa-Cruz (SEO/BirdLife) y Pa Musa Jatta (Turaco Birding).

El avemartillo se distribuye por África al sur del desierto del Sahara, Madagascar y la costa suroeste Saudita. Su hábitats son los ríos y humedales, incluyendo las tierras de regadío como arrozales, así como las sabanas y los bosques. Por lo general, es una especie sedentarias dentro de su territorio donde se suelen observar por parejas, aunque algunas migran hacia el hábitat adecuado durante la estación húmeda, buscando los cuerpo de agua que se crean con las lluvias.

El avemartillo es una especie tan peculiar que tiene su propia familia taxonómica (Scopidae) y su género (Scopus) para ella sola, aunque se reconocen dos subespecies (S. umbretta umbreta y S. umbretta minor). El nombre común le viene de la forma de su cabeza cuando tiene el cuello estirado y vista de perfil, con un pico relativamente largo y una prominente cresta detrás de la cabeza. Tiene una longitud de 50 a 60 cm; las alas tienen una envergadura de 90 a 94 cm; y un peso de hasta 470 gramos.


Es un compulsivo constructor de enormes nidos, pudiendo hacer de tres a cinco nidos por año, y en ocasiones los construye incluso cuando no va a reproducirse. Además, ese nido se considera el más voluminoso y pesado de entre todas las especies de aves: Tiene una anchura de unos 2 m y un peso de 25 a 50 kg; la pareja emplea en su construcción más de seis semanas, aunque en raras ocasiones participa algunos ejemplares más y el tiempo es menor.

El nido lo instalan sobre las ramas o en una horquilla de un árbol cerca del agua, o en un acantilado o, también, en el suelo. En una primera fase establece con palos una estructura de soporte similar a una pirámide invertida. Después construye las paredes, utilizando ramas, cañas, hierbas y tallos de la vegetación acuática para crear una estructura en cuyo interior existe una cámara cuyas paredes cubren con barro, y que se comunica con el exterior a través de un túnel de unos 60 cm de longitud; las paredes tienen unos 30 cm de grosor. El exterior del nido lo suelen terminar con hojas y ramas, pero, también, lo pueden decorar con objetos de color brillante y materiales inusuales.


Realizan una ceremonia, por lo general cerca del nido, en la que varios individuos llevan a cabo un ritual muy singular en relación con las exhibiciones de cortejo, que implican correr uno alrededor de otro describiendo círculos y agitando las alas, levantando la cresta y emitiendo fuertes sonidos. Después efectúan “la verdadera cópula”, muchas veces sobre el nido.

Se utiliza el término “verdadera cópula” porque el avemartillo tiene un comportamiento inusual que es el "falso montaje”, que implica que un macho se sube al dorso de una hembra -aunque esta no sea su compañera- como si fuera a copular, pero en realidad la cópula no tiene lugar; no se produce el contacto físico entre las cloacas de ambos ejemplares.

Así que “el montaje” que se muestra en las fotografías puede que sea una de esas falsas cópulas. La verdad que el acto fue “visto y no visto”.


La hembra pone de 3 a 7 huevos blancos . La incubación, que corre a cargo de ambos padres, dura unos 30 días. Los pollos, que son alimentados por ambos adultos y son altamente dependientes, abandonan el nido en aproximadamente unas 7 semanas, pero siguen durmiendo cada noche en el amplio y confortable nido durante un mes o más.












Saludos flamencos,

También te pueden interesar otras especies fotografiadas en Gambia.

Comentarios

  1. Vaya bicho, es espectacular. Que suerte poderlos ver en libertad. Un abrazo desde Cantabria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pájaro extraordinariamente “raro”, no sólo de aspecto sino también de comportamiento. Tengo la impresión de que los taxónomos aún no tienen realmente claro donde ubicarla.

      Saludos flamencos desde el sureste peninsular.

      Eliminar

Publicar un comentario