Toco blanquinegro (Lophoceros fasciatus): Ese toco de plumaje principalmente negro pero de vientre blanco.


Especie: Toco blanquinegro (Esp.), Congo (or African) pied hornbill (Eng.), Lophoceros fasciatus (=Tockus fasciatus).
Filum: Chordata. Clase: Aves.
Orden: Bucerotiformes. Familia: Bucerotidae.
Grupos: Aves, tocos.
Situación mayoritaria: 17 de julio de 2016 en la Reserva Natural Abuko, Gambia. Otras situaciones: Mandina Ba (18 de julio). Del viaja SEO/BirdLife: Gambia, de la costa a Janjanbureh (16-27 de julio de 2016). Guías: Manu Santa-Cruz (SEO/BirdLife) y Pa Musa Jatta (Turaco Birding).

El toco blanquinegro es una especie residente del África ecuatorial que se extiende desde Senegal y Golfo de Guinea hasta Angola y Uganda. Por lo general, está presente en hábitats forestales donde se le puede observar en las ramas de los árboles, aunque tiene también cierta predilección por la palma de aceite (Elaeis guineensis). Es omnívora alimentándose principalmente de frutas e insectos, aunque también algunas arañas, y pequeños vertebrados.

Tiene una longitud de unos 50 cm y un peso de 259 a 316 g, y algo menos la hembra. Ambos sexos son similares con el pico amarillo aunque el macho tiene una mancha de color rojo oscuro en la punta que se extiende hacia atrás por el casco, que es también más patente en el macho.


Mandina Ba.
En Senegal la época de cría es sobre el mes de Agosto. Anida en cavidades naturales de los árboles, en los que pone unos cuatro huevos blancos que incuba sólo la hembra que permanece gran parte de este periodo en el interior. De hecho, la entrada al hueco la cierran parcialmente con una mezcla de barro, excrementos, pulpa de fruta y material vegetal. Sólo deja una abertura estrecha, pero lo suficientemente grande, para que el macho pueda suministrar alimento al interior donde se encuentra la madre y los polluelos. Cuando los polluelos son demasiado grandes, y junto con la madre no caben en el nido, esta rompe la pared de la entrada, y desde este momento ambos padres se encargaran de alimentar a los polluelos.








Saludos flamencos,


Comentarios